Cuando los semáforos miran al cielo

Sí, sé que hay una figura delante que lleva una cruz y que debería llamar mi atención; pero no parece pesarle, o al menos sus manos no simulan clavarse con esfuerzo en la madera; más bien la tientan con la delicadeza de un arrumaco. Tampoco veo la silueta de una rodilla rendida y doblada por el esfuerzo bajo su túnica, ni tampoco percibo una curva en su espada hastiada por una carga dañosa. Todo en esa imagen está ordenado en un perfecto equilibrio de contrapesos; y la imagen en sí, pese a figurar un calvario, luce hermosa al contraluz de un cielo que no anuncia lluvia ni parece soleado. Por eso me fijo en ese semáforo apuntando al cielo y pienso; pienso que no puede ser casual. La fe mueve montañas, lo sé. Ahora también sé que mueve semáforos.

Juanmi de Los Ríos es escritor. Síguele en Twitter: @juanmidelosrios

No hay comentarios
Añadir un comentario...

El email nunca se publica o comparte. Los campos marcados son requeridos *

POST RECIENTES