Archivos por categoría: El Marco

La ley de la gravedad

Frente al sometimiento del cuerpo a la ley universal de la gravedad, el alma hace valer su levedad en busca de su elevación. La aspiración a la trascendencia se da hacia arriba: así en Cristo resucitado, en los ascetas esenios del Mar Muerto, en los místicos que contuvieron el cosmos entero en la podredumbre de…

No hay comentarios
Añadir un comentario...

El email nunca se publica o comparte. Los campos marcados son requeridos *

Cuando los semáforos miran al cielo

Sí, sé que hay una figura delante que lleva una cruz y que debería llamar mi atención; pero no parece pesarle, o al menos sus manos no simulan clavarse con esfuerzo en la madera; más bien la tientan con la delicadeza de un arrumaco. Tampoco veo la silueta de una rodilla rendida y doblada por…

No hay comentarios
Añadir un comentario...

El email nunca se publica o comparte. Los campos marcados son requeridos *

Fantasmas coronados

Miren fijamente la parte superior de la campana. Asoman (y no es un reflejo) tres cuerpos blancos que parecen estar planeando algo. Mi imaginación me dice que les importa poco la virgen coronada o el hombre de trono que parece dormir a sus espaldas. Quizás temen el próximo golpe de martillo. El mismo que durante…

No hay comentarios
Añadir un comentario...

El email nunca se publica o comparte. Los campos marcados son requeridos *

El pan nuestro de cada día

Vidas divergentes en un instante mismo. La familiaridad del que se siente partícipe y se preocupa por iluminar su camino frente a la búsqueda curiosa del que le gustaría estar al otro lado pero se debe al deber. El muro metálico que separa lo terrenal de lo divino. El sudor del trabajo frente al sudor…

No hay comentarios
Añadir un comentario...

El email nunca se publica o comparte. Los campos marcados son requeridos *

La biznaga

2019 me trajo a una Málaga que no conocía y la miré con ganas de entenderla congelando esta escena, donde el cemento parece enmarcar las vidas humanas: bajo el puente, sin ruidos, escondida, entre sombras y malos olores… la miseria, y arriba, el cuello no da para alcanzar el arte pintado en las moles de…

No hay comentarios
Añadir un comentario...

El email nunca se publica o comparte. Los campos marcados son requeridos *

POST RECIENTES