Días D

Os dejo aquí un pequeño resumen de lo que fue mi paso por el programa de Canal Sur Radio Dias D, presentado por Domi del Postigo.

No hay comentarios
Añadir un comentario...

El email nunca se publica o comparte. Los campos marcados son requeridos *

Conexión Divina

Es en la Cruz Verde y es cada Lunes Santo, los suyos se arremolinan para expresar su devoción como cada cual sabe, como desde siglos atrás se hacía en la cercana y desaparecida iglesia de la Merced. Él, el epicentro de un barrio que renueva su ancestral protagonismo en una heterodoxa y a la par tradicional manifestación barroca. La conexión divina es de por vida y no necesita de cables.

Jorge Bueno trabaja en la UMA. Síguele en Twitter: @jorgebuenop

No hay comentarios
Añadir un comentario...

El email nunca se publica o comparte. Los campos marcados son requeridos *

Piedad

Esta vez no lo sostiene en brazos, quizás porque ni siquiera puede. Pero comprende el sufrimiento, aunque no siempre entiende el por qué. Ella ve más allá. No se queda en la belleza de una talla. Para ella la procesión no es rutina, ni es cultura, ni es arte. Ella contempla. Y un año más, al paso de Quien comprende mejor que nadie sus heridas, reza, en silencio, para que el dolor no tenga la última palabra.

José María Olaizola. Jesuita y escritor. Síguele en Twitter: @jmolaizola

No hay comentarios
Añadir un comentario...

El email nunca se publica o comparte. Los campos marcados son requeridos *

Fabricando El Carnaval

Imágenes tomadas en la última jornada de las Noches Carnavalescas llevadas a cabo en La Fábrica de Cervezas Victoria.

No hay comentarios
Añadir un comentario...

El email nunca se publica o comparte. Los campos marcados son requeridos *

La ley de la gravedad

Frente al sometimiento del cuerpo a la ley universal de la gravedad, el alma hace valer su levedad en busca de su elevación. La aspiración a la trascendencia se da hacia arriba: así en Cristo resucitado, en los ascetas esenios del Mar Muerto, en los místicos que contuvieron el cosmos entero en la podredumbre de sus celdas. Antes, en la liturgia de la Pasión, el templo anticipa esta escisión en la doctrina del silencio. Pero he aquí que la Pasión se vuelve costumbre popular, fiesta multitudinaria, acontecimiento masivo que somete las calles a su particular pulso mucho más allá de la madrugada. Y es entonces otra elevación, cómplice de la fantasía infantil, la que se dispone a burlar la ley de la gravedad y ascender hasta la bóveda del templo, trasunto de la celeste, al menor descuido de las tiernas manos que la cautivan.

Pablo Bujalance es periodista. Síguele en twitter: ­@pbujalance

No hay comentarios
Añadir un comentario...

El email nunca se publica o comparte. Los campos marcados son requeridos *

POST RECIENTES