Glamour

Cualquier desconocido que lea esto (no quiero pensar ya en conocidos) se echará las manos a la cabeza, pero aún a pesar de ser de ciencias, me considero una persona de momentos, de instintos, y sobre todo de impulsos; y quizás no tanto de reflexiones, razonamientos o análisis milimétricos, sobre todo cuando me refiero a determinadas cuestiones. De ahí mi definición tan mundana, aparentemente frívola, pero estoy convencido de que por muchos compartida.

La Soledad es una estrella de cine oscarizada, con un halo de luz inigualable; trágica, pero contenida; expresiva, pero íntima. Representa el glamour, la distinción y la diferencia. Y la fotografía es la forma en la que nuestro cerebro dibuja los recuerdos; recuerdos  infantiles de la mano de un familiar fallecido, que la acerca año tras año de madrugada. Es “la Virgen del fular”, que llama tanto la atención por su figura. No cabe vulgaridad ni artificio, sino una soberbia exquisitez disfrazada de una apariencia sencilla . Es el glamour de una actriz eterna, cuya silueta se ilumina de forma mágica, igual que la protagonista de una película en blanco y negro, y que para tantos representa el simulacro de la Madre de Dios.

La Soledad es el glamour de la divinidad.

Sergio Bueno es economista. síguele en Twitter: @SergyBueno

No hay comentarios
Añadir un comentario...

El email nunca se publica o comparte. Los campos marcados son requeridos *

Ni a mirarte me atrevo

¿Por qué le temo a la muerte cuando es lo único seguro que la vida puede ofrecerte? Tal vez por ello mismo le temo. Y tanto le temo que ni a mirarle me atrevo, ni tan siquiera un segundo… aunque fuera a pararse el mundo. Porque es silencio y es oscuridad; es impotencia y es soledad, es su mirada buscando la mía, esquiva ella de cuanto quisiera encontrar. Esperaré al tercer día. Solo así podré volver a verle, y entonces sí, dejaré de temerla, porque si segura es la muerte, más segura es la vida eterna, aún cuando parezca inerte. ¿Por qué dejar de temer? Porque alguien me dijo que solo así sería libre, pues libré seré cuando no haya más que perder.

Hugo Bassiner es actor. Síguele en Twitter: @HugoBassiner

No hay comentarios
Añadir un comentario...

El email nunca se publica o comparte. Los campos marcados son requeridos *

El favor que enjugó la lágrima

En este valle de lágrimas, la Virgen María representa la esperanza en el ser humano. La Madre de Dios, como abogada nuestra, ejerce como mediadora permanente.

No se cansa de enjugar nuestras lágrimas, cuando aparecen en nuestros rostros,  conscientes de nuestra vulnerabilidad y debilidad.

Sus favores, dan dimensión a nuestras aspiraciones.

Con su presencia discreta, la Virgen de Lágrimas y Favores da sentido a una piedad y caridad que necesito para encontrar sentido a mi vida.

Cuando el amor obliga, rezo a mi Madre, con la certeza de ser escuchado.

José Antonio Trujillo es columnista de Diario Sur y Directivo del Colegio de Médicos de Málaga. Síguele en Twitter: @joseatrujillo

No hay comentarios
Añadir un comentario...

El email nunca se publica o comparte. Los campos marcados son requeridos *

No importa el rostro

Porque no importa el rostro cuando ya lo conoces, porque con las yemas de los dedos te afanas en recorrer las superficies, de damasco, de terciopelo, de plata (o de lo que la imita), de madera, de lo que sea.

Porque cuando lo sientes, te sobran las luces y te basta un contraluz para definirla en la lejanía. Como las caderas de la mujer en la distancia, pongamos que hablo de arbotantes.

Porque, de nuevo, ¿qué te importa el rostro? Si escuchas el tintineo, la mecida, el crujido y el corazón, (como diría el Capitán Veneno), te vuelve a palpitar.

A veces sueño con morrilleras, varales, campanas, mantos, tirantas, quitacimbras, mesas, capillos… Y no, nunca hay rostros, solo hay sensaciones, ausencias, presencias, certezas y extrañezas. Sólo hay luz, que fulgura y casi te ciega, por eso te giras, ves el contraluz y te dejas llevar por la mecida.

De Capuchinos al cielo.

Almudena Marín Hueso es Historiadora del Arte. Síguela en Twitter: @Rath_Dinem

No hay comentarios
Añadir un comentario...

El email nunca se publica o comparte. Los campos marcados son requeridos *

La tarde en blanco

No hay comentarios
Añadir un comentario...

El email nunca se publica o comparte. Los campos marcados son requeridos *

POST RECIENTES